viernes, 29 de abril de 2016

Risotto de langostinos y calamares

Mirad que me gustan muchas cosas de comer, pero con el arroz es enfermedad el tema.
Me gusta en todas sus versiones, salado y dulce (el arroz con leche es uno de mis postres favoritos), que si arroz en blanco sin más, arroz a banda, arroz en paella, arroz caldoso, cremoso, risotto.... vamos que soy como el de Forrest Gump con las gambas, pero con arroz.
Así hace algún tiempo, cuando Anna Mayer, de Panepanna organizó un taller de risotto en Vigo no quise perdérmelo.
Además de pasármelo pipa y degustar varios risottos deliciosos aprendí un montón.
Desde aquel día ya he preparado varios risottos en casa, siempre con un montón de éxito, pero nunca había encontrado tiempo para fotografiar y publicarlos aquí.
Una de las ventajas de una mañana tranquila de sábado es esa, la de cocina con calma y con tiempo para poder hacer fotos y compartir con vosotros la receta.
A pesar de mi fascinación por el risotto reconozco que solo lo preparo para los de casa o para algún invitado al que le guste mucho y con el que tenga especial confianza. El motivo es sencillo de entender, el risotto hay que prepararlo y comerlo inmediatamente, no vale tenerlo ya "de antes". Por lo que no es muy práctico cuando tenemos invitados a los que atender.
Solo si el amor del invitado es igual o mayor que el tuyo por este tipo de plato te perdonará que te pases los 20 minutos desde que llega hasta que le sirves la cena en la cocina sin dirigirle la palabra.
Otra cosa que quiero que tengáis en cuenta es el tema del queso. Generalmente en los risotto, el arroz se termina mantecando con mantequilla y después añadiendo parmigiano rallado. Pero el queso puede no ir o no gustaros con todos los tipos de risotto.... Yo en este caso no quería sacarle protagonismo al sabor de langostino y calamares y no se lo añadí, me pareció que sobraba. Eso será a vuestro gusto.....
Otra cosa, se podría perfectamente añadir un poquito de vino blanco cuando añadís el tomate rallado al sofrito y dejar evaporar de la que rehogamos. Yo tuve que hacer la versión abstemia por motivos personales, pero siempre a vuestro gusto.
No me enrollo más, espero que disfrutéis la receta, estaba de escándalo.... No soy capaz de controlarme con este tipo de platos y siempre como más de lo que debería.... Ay de la operación bikini ;)

miércoles, 27 de enero de 2016

Bundt cake de zanahoria y nueces especiado

Tengo un verdadero problema con los bizcochos de zanahoria especiados..... Me gustan en todas sus formas, olores y colores.
La culpa la tuvo un viaje a Londres y más concretamente una visita a una de sus famosas Hummingbird Bakery's..... Allí probé la tarta de zanahoria con glaseado más rica que he probado en mi vida. Al volver del viaje me compré el libro de recetas de la famosa pastelería y preparé la tarta en casa, por supuesto la compartí con todos vosotros, podéis ver la receta pinchando aquí.
Total que el otro día me apetecía hacer un bundt cake, y ojeando el libro de recetas de El rincón de Bea me encontré con esta. Como llevaba un tiempo echando de menos el carrot cake de Hummingbird me enamoré a primera vista y me puse manos a la obra.
El bundt cake estaba muy bueno, pero le pongo un defecto, para nuestro gusto muy flojo de azúcar. Me lo pareció ya al ver la receta, pero decidí hacerlo tal cual, cuando lo repita aumentaré la cantidad, ya os lo indico en la propia receta.
Eso sí, mi favorita de zanahoria es y seguirá siendo la de HummingBird....
Otra receta que tengo de la pastelería en cuestión y que también me apasiona es este pan de limón, que si sois fans de los bizcochos con sabor a este cítrico no debéis perderos, está buenísimo.
Nada más compañeiros, os dejo con esta rica receta de un bundt cake de zanahoria y nueces especiado.... ligero y muy sabroso, para no perdérselo.

miércoles, 13 de enero de 2016

Lasaña de verduras

¿Sabéis esos días que los que vais a comer a casa de mamá y sabéis que tiene uno de vuestros platos favoritos preparado de comida?
No sé porqué, pero esas mañanas parecen menos duras en el trabajo... se pasa el tiempo más deprisa o estamos de mejor humor.... Eso sí, como por algo al llegar resulte que hubo un cambio de última hora y en realidad hay otra cosa los morros están asegurados......
Algo parecido me pasa cuando el tupper que me traigo al trabajo también es de una de mis comidas favoritas, que como no me gusta nada la manduca imaginaréis que no tengo pocas. Estoy todo el día con el rum rum de "voy a ser la reina del comedor......"
Pues así estaba yo el otro día con mi ración de lasaña de verduras que me había sobrado del fin de semana, feliz como una perdiz.
Resulta que un día, navegando por el mundo gastronómico, youtube me sugirió un video de una italo americana que me gustó bastante, me puse a ver videos suyos y resultó que sus recetas me encantaron. Hace cosas muy muy ricas y que son realmente sencillas. Su blog es Laura in the kitchen, y el vídeo de su receta de lasaña de verdura podéis verlo pinchando aquí.
Esta fue una de las recetas que me fascinó de ella, con lo que me gusta a mi este plato, así que me lo apunté para cuando tuviese un momento.
Así que un día me puse manos a la obra, compré mis verduras favoritas y al lío. Cambié un poco los ingredientes a mi gusto, vosotros podéis hacer lo mismo... Vamos lo que decía mi abuelo; "cada uno con su cada unadas....."
El resultado fue espectacular. Comimos los dos el día en cuestión, al día siguiente, y me sobró otra ración que tengo en el congelador esperando para alegrarme otro tupper en el trabajo.
Por cierto que la lasaña está más rica si la hacéis, la dejáis preparada y la horneáis y la coméis al día siguiente, nosotros no le dimos tiempo y por eso se desmontaba un poco. Al día siguiente estaba de coña.
Bueno, no me lío más y os dejo con la receta, espero que la disfrutéis tanto como yo ;)

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Roscón de Reyes

Todos los años me pasaba lo mismo. Preparaba el roscón, pero por unas cosas y otras nunca me daba para publicar la receta.
Este año me dije "de hoy no pasa...." vamos, como los 4 anteriores, pero este lo cumplí.
También es verdad que ayuda que este año logré encontrar "la receta perfecta". Le llamo así porque tiene un arrancado muy fácil y no es tan tedioso como algunas recetas que he visto por ahí en las que prácticamente tienes que meditarle al roscón.
Dependiendo de la época del año lo hago en dos modalidades, trenza o rosca. Pero al ser reyes tiene que ser rosca, claro. Si lo hacéis en formato trenza da para dos, una para vosotros y otra para regalar. Ya os digo que no va a sobrar.
La rosca os sale de tamaño "toda-la-bandeja-del-horno", ideal para desayunos o meriendas con familia y/o amigos.
No me enrollo mucho, yo le puse haba y corona, por hacer la gracia por los niños, que maldito si el que le toca el haba va a pagar el roscón..... pero bueno, a los peques sí les hace chiste.
La caja para el roscón, la corona y las sorpresitas para meter dentro las compré en María Lunarillos.
Os dejo con la receta; sed buenos :)